Loading...

lunes, 11 de junio de 2012

ENSAYO- Importancia de los ciclos Biogeoquimicos


ENSAYO

IMPORTANCIA DE LOS CICLOS BIOGEOQUÍMICOS

Maestro: Antonio Trujillo Hernández

Alumna: Lizbeth Santos González

Matricula: 3329

Curso: Geografía

Modulo: Generalidades de las ciencias Ambientales.

Actividad: Analizar, sintetizar, identificar el objetivo y concluir acerca de este tema.

Fecha: 08/06/2012

Fuentes bibliográficas:

·         Libro Geografía y medio ambiente- Bessy Elvia Sterling Pérez y Eduardo Villanueva Herrera.

·         Libro Geografía y medio ambiente- Nicéforo Roldan Pérez

Fuentes cibergráficas:








                       Grado: 3º                                         Grupo: III

Ciclo escolar

2011-2012

Introducción:

Los ciclos biogeoquímicos son muy importantes para la vida de los seres vivos y de todo nuestro gran planeta Tierra. A través del presente ensayo, se tendrá la posibilidad de adquirir habilidades cognitivas, así como desarrollar conocimientos que ayuden a comprender e interpretar hechos y fenómenos que intervienen dentro de estos ciclos.

A través de este estudio que se realizo mediante la consulta de fuentes bibliográficas y cibergráficas, no solamente se abarcara su importancia sino también la función de cada uno de estos siguientes ciclos: carbono, nitrógeno, oxigeno, hidrogeno, fosforo, y azufre.

El lector será capaz de ordenar la información de acuerdo a los conocimientos que ira adquiriendo a través del desarrollo de este ensayo. Asimismo articulara saberes de diversos campos de los ciclos biogeoquímicos, estableciendo la relación  que existe entre el ambiente y los seres vivos, es decir entre la naturaleza y nosotros.

Desarrollo:

Los organismos vivos necesitan de 30 a 40 elementos químicos, aunque el número y tipos de estos elementos pueden variar con los distintos organismos. En general, tales nutrientes se encuentran en diversos compuestos.

Los elementos requeridos por los organismos en grandes cantidades se denominan macronutrientes. Son ejemplos: el carbono, oxígeno, hidrógeno, nitrógeno, fósforo, azufre, calcio, magnesio y potasio. Estos elementos y sus compuestos constituyen el 97% de la masa del cuerpo humano, y más de 95% de la masa de todos los organismos. Los 30 o más elementos requeridos por los organismos en cantidades pequeñas, o trazas, se llaman micronutrientes.

Estos elementos circulan a través del aire, el suelo, el agua y los seres vivos. Gracias a los ciclos biogeoquímicos es posible que los elementos se encuentres disponibles para ser usados una y otra vez por otros organismos; sin estos la vida se extinguiría.

El término ciclo biogeoquímico se deriva del movimiento cíclico de los elementos que forman los organismos biológicos (bio) y el ambiente geológico (geo) e intervienen en un cambio químico. Su clasificación es en tres grupos; ciclos atmosféricos, gaseosos o globales, ciclos sedimentarios o locales y ciclos mixtos. Esto es una gran forma de estudiar los ecosistemas.

El ingreso de los diversos elementos a los  ecosistemas ocurre principalmente a través  de la atmósfera, vía depositación (seca y  húmeda) o por fijación biológica activa (CO2 y nitrógeno), que contribuye en forma  importante al ciclo biogeoquímico, los ciclos biogeoquímicos en las regiones templadas han sido alterados por las actividades humanas, tales como prácticas agrícolas, ganaderas, forestales e industriales, las cuales han generado emisiones atmosféricas contaminantes.

Ciclo del oxigeno: Plantas, animales y seres humanos intercambian oxígeno y gas carbónico todo el tiempo, los vuelven a usar y los reciclan. A esto se le llama el “ciclo del oxígeno”.
Las plantas son las únicas capaces de transformar el dióxido de carbono en el oxígeno que necesitamos los demás seres vivos para respirar. Por esto es muy importante sembrar plantas y árboles que absorban este gas y purifiquen el aire. El oxígeno podemos encontrarlo bajo la forma de agua, bien como oxígeno molecular o en forma de CO2.

El oxígeno es producido por los individuos fotosintéticos donde el agua es el donador de electrones para llevar a cabo la reducción del CO2, para llevar esto a cabo es necesaria la clorofila.


Ciclo hidrogeno: El ciclo hidrológico está enlazado con los otros ciclos biogeoquímicos, porque el agua es un medio importante para el movimiento de los nutrientes dentro y fuera de los ecosistemas, es la circulación del agua de la tierra: el agua fresca de los lagos y ríos, los mares y océanos salados y la atmósfera. Comprende el proceso que recoge, purifica y distribuye el suministro fijo del agua en la superficie terrestre, abarcando algunos pasos importantes:

1.-A través de la evaporación, el agua que está sobre la tierra y en los océanos se convierte en vapor de agua.
2.-A través de la condensación, el vapor de agua se convierte en gotas del líquido, las cuales forman las nubes o la niebla.
3.-En el proceso de precipitación, el agua regresa a la Tierra bajo la forma de rocío, de lluvia, granizo o nieve.
4.-A través de la transpiración, el agua es absorbida por las raíces de las plantas, pasa a través de los tallos y de otras estructuras y es liberada a través de sus hojas como vapor de agua.
5.-El agua se mueve desde la tierra hacia el mar, o bien desde la tierra hacia el suelo donde es almacenada y de donde regresa eventualmente a la superficie o a lagos, arroyos y océanos.
6.-Con la condensación del agua, la gravedad provoca la caída al suelo.
7.-La gravedad continúa operando empujando al agua a través del suelo (infiltración) y sobre el mismo en el sentido de las pendientes del terreno (escurrimiento).



Ciclo del carbono: Es un ciclo biogeoquímico por el cual el carbono se intercambia entre la biosfera, la litosfera, la hidrosfera y la atmósfera de la Tierra. Los conocimientos sobre esta circulación de carbono posibilitan apreciar la intervención humana en el clima y sus efectos sobre el cambio climático. El carbono (C) es el cuarto elemento más abundante en el Universo, después del hidrógeno, el helio y el oxígeno (O). Es el pilar de la vida que conocemos. Existen básicamente dos formas de carbono: orgánica (presente en los organismos vivos y muertos, y en los descompuestos) y otra inorgánica, presente en las rocas.


Ciclo del nitrógeno: Este es quizá uno de los ciclos más complicados, ya que el nitrógeno se encuentra en varias formas, y se llevan a cabo en él, una serie de procesos químicos en los que el nitrógeno es tomado del aire y es modificado para finalmente ser devuelto a la atmósfera. El nitrógeno (N2) es el elemento que se encuentra en forma libre (estado gaseoso) y en mayor abundancia en la atmósfera (78 %.). La atmósfera es el principal reservorio de nitrógeno, donde constituye hasta un 78 %  de los gases. Sin embargo, como la mayoría de los seres vivos no pueden utilizar el nitrógeno atmosférico para elaborar aminoácidos y otros compuestos nitrogenados, dependen del nitrógeno presente en los minerales del suelo. Por lo tanto, a pesar de la gran cantidad de nitrógeno en la atmósfera, la escasez de nitrógeno en el suelo constituye un factor limitante para el crecimiento de los vegetales.
El proceso a través del cual circula nitrógeno a través del mundo orgánico y el mundo físico se denomina ciclo del nitrógeno.


Ciclo del fosforo: El fósforo, al igual que el nitrógeno, también está ampliamente distribuido en el océano y se presenta mayoritariamente en forma de varias especies químicas inorgánicas, como el fosfato, fosfato de magnesio, fosfato de sodio y orgánicas como los fosfolípidos. Su distribución y concentración de los diferentes compuestos inorgánicos y orgánicos, están controlados principalmente por procesos biológicos.
El ciclo del fósforo es un ciclo biogeoquímico que describe el movimiento de este elemento químico en un ecosistema.



Ciclo del azufre: Es menos importante que los otros elementos que hemos visto, pero imprescindible porque forma parte de las proteínas.
Su reserva fundamental es la corteza terrestre y es usado por los seres vivos en pequeñas cantidades.
El azufre es un nutriente secundario requerido por plantas y animales para realizar diversas funciones, además el azufre está presente en prácticamente todas las proteínas y de esta manera es un elemento absolutamente esencial para todos los seres vivos.

El azufre circula a través de la biosfera de la siguiente manera, por una parte se comprende el paso desde el suelo o bien desde el agua, si hablamos de un sistema acuático, a las plantas, a los animales y regresa nuevamente al suelo o al agua.
La actividad industrial del hombre esta provocando exceso de emisiones de gases sulfurosos a la atmósfera y ocasionando problemas como la lluvia ácida.


Conclusión:

Después de leer, analizar, sintetizar, comprender y relacionar estos ciclos biogeoquímicos con nuestra vida cotidiana, una de mis conclusión es que todos los seres vivos estamos constituidos por átomos, dos o mas de ellos forman moléculas, estas a su vez forman órganos y tejidos. A las moléculas que constituyen organismos vivos se les conoce como biomoléculas estas biomoléculas están formadas por átomos que son necesarias par todo ser vivo, a los cuales se les llama bioelementos.

Los bioelementos son utilizados por los organismos para organizar sus propias biomoléculas y realizar distintas funciones, los obtienen de la materia que hay en nuestro medio ambiente. Esta materia circula por todo el medio ambiente y viaja por los ecosistemas de manera cíclica, es así como estos recorridos de la materia se les conoce como ciclos biogeoquímicos.

En mi conclusión general los ciclos biogeoquímicos son de vital importancia, ya que permiten que los bioelementos se encuentren disponibles para utilizarse una y otra vez, transformándolos y recirculándolos en la atmosfera, la hidrosfera, la litosfera y la biosfera, es decir cada uno de estos ciclos es de suma importancia en la vida de todo nuestra planta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada